martes, 11 de noviembre de 2014

El patio inglés, de Gonzalo Garrido



El autor de Las flores de Baudelaire sorprende con una nueva obra que se separa radicalmente de su predecesora. Si la anterior fue una novela negra que profundizaba en la sociedad bilbaína de principios del siglo XX, en esta ocasión nos encontramos ante un texto intimista sobre la relación entre un padre y su hijo, un diálogo a medio camino entre la reflexión y el arrepentimiento que toma como punto de partida el intento de suicidio del hijo.
A base de líneas de una calidad narrativa indiscutible, Gonzalo Garrido nos invita a explorar los sentimientos de ambos personajes en una trama ligera y muy amena, alternando en una historia de amargura y soledad momentos de lucidez e incluso de humor negro que convierten la lectura en una experiencia muy placentera.
 El patio inglés es un interesante experimento, un salto al vacío con el que el autor consigue burlar la norma establecida y se consolida como un narrador de la vieja escuela. Una novela con una intensa carga de crítica social que elude los cánones de lo puramente comercial para tomar un sentido más Literario, con mayúsculas. Porque El patio inglés es literatura, no cabe duda, y de la buena. Un agradable paréntesis que todo amante de los libros disfrutará gracias a una historia profunda y compleja disfrazada de una aparente sencillez narrativa que conviene leer sin prisas, paladeando cada frase y reflexionando tras cada capítulo. 
Las flores de Baudelaire ya adelantaban que nos encontrábamos ante un autor sin complejos, y con El patio inglés Gonzalo Garrido refrenda lo que ya insinuó con su anterior novela: que todavía tiene mucho que decir.
Como diría Eduardo Mendoza, ¡Un hurra por el autor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada